Reiniciar pase
Volver a ver el pase
En los edificios
Con objeto de descongestionar el tráfico, reducir así las emisiones de CO2 y ahorrar dinero, en muchas ciudades se practican el carsharing y el carpooling.
A través de sus dispositivos móviles, los habitantes de las ciudades inteligentes pueden interactuar con la administración, acceder a datos públicos y participar en la toma de decisiones que afectan a su entorno.
Si instalamos sensores conectados a la red en los contenedores de basura, podemos medir los niveles de residuos en tiempo real y optimizar las rutas para su recolección. Con esto ahorraríamos recursos y reduciríamos las emisiones de CO2.
En el alumbrado en las calles
Permite trasladarse utilizando                      una red de vehículos eléctricos, con la consiguiente disminución de problemas de aparcamiento y contaminación.
Carsharing
Existe un enorme número de semáforos repartidos por la ciudad que podrían ampliar su utilidad si integraran sensores para medir la calidad del aire, proveer conexión inalámbrica o recibir señales de localización.
Y los ciudadanos
Mobility on Demand
A QUÉ SE ENFRENTAN LAS GRANDES CIUDADES
En los ciudadanos
En la gestión de los residuos
Para compartir coches entre usuarios                  y optimizar su utilización alternando turnos                 de conducción. Esta idea se ha sofisticado gracias a los móviles e internet. Empresas como BlaBlaCar o Uber permiten que los usuarios se pongan en contacto para compartir horarios y rutas.
Carpooling
En los semáforos
En los semáforos
Apps relacionadas con el transporte
Haz clic en las flechas o los iconos para descubrirlas.
Con detectores de movimiento y un sistema de alumbrado automático, las luces se apagarían en las zonas donde nadie las necesitara. Utilizando iluminación LED podríamos reducir además el consumo de energía un 50 % antes del 2020.
En el transporte y la movilidad
Indican las zonas libres donde         aparcar, anticipan los atascos o proporcionan información detallada y en tiempo real del transporte público.
La nueva generación de edificios inteligentes incorporará sistemas digitales para una gestión eficiente de la energía, mediante la regulación automática de la temperatura, la iluminación y el consumo de agua. Gracias a ellos, viviremos mejor y contaminaremos menos.
En el transporte y la movilidad
Permite al usuario alquilar un           coche por horas. Es posible gracias a apps y webs a través de las que los usuarios pueden reservar los coches.
Ya existen iniciativas que, a través de la tecnología y del uso de los datos masivos, intentan resolver los principales retos de las grandes ciudades.