DISEÑO DE PAPELERÍA CORPORATIVA y libro de estilo

Un logotipo memorable y una página web llamativa e informativa son fundamentales en la estrategia visual de una empresa. 

A menudo nos centramos mucho en estos dos puntos, pero no son los únicos importantes: las propuestas, presupuestos, tarjetas de visita, catálogo de productos, cartelería… han de acompañar en la misma línea visual, creando un todo que transmita esa profesionalidad, esos valores y pasión por el trabajo bien hecho a nuestros clientes y colaboradores. 

Todas estas líneas de trabajo visual, estas guías y normas, son lo que se reúne en el Libro de Estilo de la empresa, que es el que ayudará tanto al diseñador como a los distintos trabajadores que deban emitir documentos qué normas han de seguir para mantenerse bien alineados con la estrategia visual de la firma.

Si no se cuidan los distintos detalles, puede acontecer que la imagen que transmitamos no sea lo bastante distintiva, que refleje dejadez y falta de profesionalidad, y disuada al cliente potencial de utilizar nuestros servicios. Por ello, toda la imagen de la empresa ha de estar bien definida, ser coherente entre sí y con nuestros valores, visión y misión, y transmitir al cliente esa seguridad, congruencia y solidez que le hará decantarse finalmente por nuestros servicios.

CREACIÓN DEL LIBRO DE ESTILO

Todas las guías que nos marcan el mapa visual a seguir se dejan marcadas en el Libro de Estilo.

Desde las tipografías y colores exactos a utilizar y la forma de ubicarlos, espacios a ocupar, tipo de documentos a utilizar en cada caso, y, en fin, todo lo necesario para poder mantener unas líneas estéticas coherentes sin importar realmente quién ni cuándo emita un documento determinado. Nos permitirá mantener la imagen visual de la empresa de manera consistente y coherente sin necesidad de dedicarle un tiempo o esfuerzo extra por parte de ningún empleado.

DISEÑO DE TARJETAS DE VISITA CORPORATIVAS

En esta estrategia la tarjeta de visita es fundamental. A menudo será la primera toma de contacto con clientes y colaboradores, ese primer atisbo de nuestra cultura visual, que se verá repetido siempre que encuentren nuestra tarjeta en sus carteras o ficheros.

Y no solo eso, sino también el primer contacto físico. Algo que nos interesa que guarden y conserven física y mentalmente para poder entrar en contacto en el futuro. 

Hay empresas y autónomos que ha día de hoy han decidido dejar de lado sus tarjetas físicas, argumentando que están muy metidos en el mundo digital como para depender de ellas. Pero a menudo se quedan con las manos vacías en los eventos de networking, si un cliente quiere dar con ellos, han de transmitir sus datos oralmente, con la consiguiente pérdida de tiempo y posible equivocación en los datos, y pierden la oportunidad de impresionar ya con ese primer atisbo a su imagen de marca. 

Si se quiere transmitir esa modernidad y posicionamiento en el mundo digital, contamos con muchas herramientas que no restan, sino que suman al medio tradicional, que sigue siendo válido, cómodo y efectivo si es bien llevado. Podemos por ejemplo incluir códigos QR en nuestra tarjeta, para que baste un escaneo para tener los datos en el teléfono o para visitar nuestra web. Pedemos innovar en el formato, textos, papel, colores, imágenes o texturas de la misma.

Hay mil maneras de impresionar con ella, y todas pasan por un buen diseño alineado con nuestra marca y con aquello que queremos transmitir en esta primera toma de contacto.

Desarrollo de toda la línea visual de la empresa

Y al igual que con la tarjeta, toda la papelería corporativa ha de estar en línea. Desde la propuesta que vamos a presentar para explicar el servicio ideal a nuestro cliente hasta el presupuesto que le pasaremos para cobrarla, pasando por todos los documentos intermedios, revista si la tenemos (y que puede ir dirigida tanto al cliente externo como interno), formularios, cartelería, flyers, y, en fin, toda aquella papelería física que podamos necesitar en cada ocasión de forma global o puntual.

Por supuesto, no es preciso encargar toda la línea visual. Si tan sólo necesitases un flyer, un cartel, o un documento concreto, también puedes acudir a mi sin problemas. 

Sin ningún compromiso y analizaremos juntos cómo podemos cómo podemos llevar a cabo todos tus necesidades visuales en los mejores plazos y el presupuesto más ajustado.

¿HABLAMOS?

14 + 9 =

Política de PrivacidadPolítica de Cookies
Este sitio y todo su contenido son propiedad de Ana del Valle Seoane. Prohibido el uso de cualquier material sin previo permiso expreso.

TwitterFacebookInstagramTumblrLinkedInBehanceDomestikaDeviantart

 


Política de Privacidad
Política de Cookies
Este sitio y todo su contenido son propiedad de Ana del Valle Seoane. Prohibido el uso de cualquier material sin previo permiso expreso.

TwitterFacebookInstagramTumblrGoogleLinkedInPinterestBehanceDomestikaDeviantart

Política de PrivacidadPolítica de Cookies
Este sitio y todo su contenido son propiedad de Ana del Valle Seoane. Prohibido el uso de cualquier material sin previo permiso expreso.

Pin It on Pinterest

Share This