Ferret

Mar 6, 2012 | Ilustración | 2 comments

Bueno, hacía tiempo que tenía ganas de hacer un huroncillo, y también de algo más suave que lo que voy haciendo últimamente, y… este es el resultado 🙂

Me temo que se nota el punto personal de mi huri, porque la pobrecita se me ha quedado con el cuello torcido después de una otitis muy gorda que tuvo ^^U lo cierto es que los hurones son un poco de goma y se retuercen mucho, pero ese cuello solo puede ser el de mi peque… que, por cierto, no se movió de mi regazo en casi todo el tiempo que estuve haciéndolo, se ve que ella también tenía ganas de un retrato 😮
En fin, con todo, me gusta cómo ha quedado ^^

Dokdoks para tod@s!

 

Pin It on Pinterest

Share This